jue. May 23rd, 2024

Regularmente, cuando tomo la decisión de ir al supermercado, a un restaurante, comer un buen asado, cortarme el pelo, ver una película, o cualquier acción en goce de mis libertades y garantías constitucionales, NO le doy explicaciones a nadie de por qué lo hago, principalmente porque soy libre, y si me preguntan por qué, también decido si vale la pena explicarlo, o sólo contestar “porque quiero, porque es mi libertad” y ya.

Lo mismo sucede en el tema de la vacunación y la “vacunación”, en pleno goce de mis facultades y ejerciendo mi libertad, decido si deseo o no inocularme de cualquiera de las vacunas y “vacunas” existentes en el mercado… ¿Sí nos recordamos que sigue siendo un negocio el tema de vacunación?

Si me preguntan por qué no deseo vacunarme, puedo responder simple y llanamente: “Porque no quiero” y ya, es mi libertad garantizada en la constitución política de mi país, ahora bien, hoy en día en que la psicósis colectiva impera en el imaginario popular, gracias a una fuerte campaña mediática que ha convertido en zombies hipocondriacos a la mayoría de personas ignorantes del método científico más básico y elemental, me veo en la penosa situación de tener que educar un poco, dando explicaciones que no debería dar, así que acá mis razones de por qué decidí NO inocularme con cualquiera de las mal llamadas “vacunas covid”:

  1. Porque en pleno goce de mis facultades, sé que existen acuerdos internacionales en derechos humanos de los que mi país es signatario, acuerdos que exigen el consentimiento informado, y estando debidamente informado, decido NO inocularme, es mi derecho.
  2. Porque estando debidamente informado, sé que las mal llamadas “vacunas covid” aún están en fase experimental, y sabiendo que NO puedo ser obligado a ser parte de un experimento, decidí NO inocularme.
  3. Porque leí bien la hoja que piden que firme, en la que inconstitucionalmente me piden que renuncie a mis garantías y derechos a cambio de ser inoculado con una sustancia experimental, y sabiendo que NO puedo renunciar a mis garantías, sabiendo que ni la farmacéutica ni el estado se harán responsables de reacciones adversas y/o muerte, siendo yo el único responsable de mi salud y de mi cuerpo, decidí NO inocularme.
  4. Porque sabiendo que delegarle al estado mi salud es otorgarle la potestad de controlarme y hasta matarme, decidí ser yo quien vele por mi salud, por lo que informadamente, tomé la decisión escuchar segundas opiniones de expertos en la salud que hacen honor a su juramento hipocrático, para conocer tratamientos que tengo a la mano en caso llegara a enfermar, porque informadamente sé que esta enfermedad tiene una tasa de supervivencia superior a la gripe si se trata de forma temprana.
  5. Porque informadamente sé que, una vez recuperado, tendré mejores defensas que con cualquiera de las mal llamadas “vacunas covid”, porque una sola vez me vacuné contra la hepatitis, meningitis, tos ferina, sarampión, etc. Y no padecí estas enfermedades, esta sería la primera vez en la historia de la humanidad en la que una vacuna requiere más de 5 refuerzos en espacio de dos a tres meses, me parece totalmente ilógico y sin fundamento científico apelar a una “vacuna” que NO evita el contagio y que tiene tan poca eficacia al punto de requerir múltiples refuerzos al año.
  6. Porque informadamente sé, que la terapia genética mal llamada “vacuna covid” es todo, menos una vacuna.
  7. Porque estoy informado.

Ahora bien, si usted decidió inocularse esta mal llamada “vacuna covid”, es su libertad y derecho hacerlo, si usted compró la idea de que con eso regresaríamos a la normalidad o que con ella podía viajar, está en su derecho, sin embargo, no se lamente cuando le digan que por NO ser la marca correcta no puede viajar, o cuando las “autoridades” “de salud” vuelvan otra vez a modificar el “esquema de vacunación completo” para que ya no sean ni dos ni tres sino la cantidad que ellos quieran inocularle, y por ello no pueda gozar de sus libertades, porque si usted compró la idea de una “vacuna” se supone que era con el fin de inmunizarse, si se inoculó fue para protegerse usted y nadie más, no se preocupe de nosotros que en el goce de nuestra libertad, decidimos no hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *